Anoche

Anoche soñé contigo

justo cuando pensé que te habías diluido

en la neblina

de la composición de mis recuerdos.

Cuando

temí que todo estaba ya perdido.

Cuando

el cansancio me había vencido.

Cuando

nos convertíamos en olvido.

Definitivamente no eres el mismo

hay sombrío en tu mirada

ese que deja el paso

de las noches obscuras del alma.

Debo confesar, que a mi

a mi

me regresó la sonrisa a la mirada.

Se hizo espacio entre las sombras

que anidaron mis propias batallas.

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s