Ella

Ella no inicia

fuegos en hogueras

que no la hacen vibrar,

tampoco en aquellas

que no desee alimentar.

Ella cálida como un verano

puede también ser fría

como él mismo invierno.

Ella que se ama,

eligió ser feliz,

desconectó el

discurso de la duda.

Ella que reconstruyó

una vida sin ventanas,

ahora ve amaneceres

todas las mañanas.

Ella que temía la obscuridad,

ahora se entrega

a la sabiduría

de las tormentas.

Ella que creía que las mariposas

eran sólo bonitas y ligeras,

vive su fortaleza en los vientos

que le alborotan la cabellera.

Ella que esperaba un salvador,

descubrió la guerrera

que vivía guardada

en medio de sus miedos.

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s