Nace la Esperanza

Así como el oleaje

que acaricia la playa,

llegaste sin poder aplastarte,

aquí estás llevándome de nuevo

al encuentro con el final

el cual me haz mostrado

tiene notas dulces,

no es sólo amargo.

Me regalaste días

dulces de verano,

incertidumbres que parecen

resolverse con el nacimiento

de las nuevas hojas,

en estos días donde crece la esperanza

a la par de la caída de cada hoja color naranja.

Nace la esperanza

cargada de regalos,

mesas llenas de tradición

servidas en platillos ,

risas, recuerdos y fotos

de familias adquiridas o heredadas,

las pones ahí para que nos demos cuenta

que todos los amaneceres,

atardeceres,

las hojas que volaron al viento

las nubes que bajaron a convivir con nosotros,

las gotas que ya se evaporaron

y ahora nos miran desde arrriba,

todo eso tiene un propósito,

la vida.

Con el corazón lleno agradezco,

las aves que cantaron en mi ventana diciendo

“que todo iba a estar bien”

como cantaba Marley.

La vida se desdobló

el fruto maduró y es dulce,

tenías razón

no vale la pena apresurarlo.

Daniela Flores

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s