Patio de Posibilidades

En el patio de las posibilidades

decidimos encontrarnos,

hicimos la cita

el mismo día

que nacimos a este mundo.

Ahí, nos encontramos día tras día,

momento a momento

inmersos en lo cotidiano

que nos hace creer

inexistente para lo otro.

Paralelos destinados

a convertirnos en un infinito,

insistiendo mantener la distancia

que nos permita parecer diferentes.

Cargando la vida

como una caja llena de preseas

que parecen definirnos,

los enojos por delante

las bendiciones que no aparecen,

parecemos verlas sólo en los demás

la llamamos suerte,

sin descubrir

que sólo son reflejos

de tus propios deseos

que habitan en las mismas

alas que te elevan.

Si tan sólo pudiéramos

dejar la carga

a la que nos aferramos

pensando que es nuestra vida,

que nos define,

podríamos sentir el consuelo

que nos brindan el par de alas

que nos acompañan.

Entonces podrías descubrir

que la vida no es un caja que se carga,

es un tapete que se desdobla

en todo momento

permitiendo que todo suceda.

Te darías cuenta que habitas

en el patio de posibilidades,

en el jardín de lo eterno

y sucede todo aquí

en este momento.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s