Los Adentros Del Mar

Hay días que se viven en silencio,

sin palabras.

Si el tac tac de mi corazón

no fuera ya salvaje

podrían parecer secos

y sin esperanza,

pero este tambor que bombea vida

a aprendido a reconocer

los tiempos de la marea.

Aún adentrada en el bosque

escucho las olas del mar lejanas,

has dejado en la orilla las palabras

que los adentros del mar

me han enviado

para que las vuelva a hilar

sin urgencia sin prisas,

con la cadencia que las caracteriza.

Mis ojos descansan,

se entregan a la obscuridad

entretejida por las hojas

que celosamente han dejado

pasar algunos rayos de luz.

Sí, mar regresaré a ti

a recolectar las palabras que me haz dejado,

una vez que la entrega esté completa,

una vez que necesite de nuevo la luz.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s