Frío Infierno

Es hasta que bajas al centro de tus propio infierno 
que los demonios de los otros 
te dejan de parecer terriblemente feos
dejas de correr al verlos 

de otra forma vives sin conocerlos 
y cualquier rudeza externa te causa 
disgusto, desasosiego o vergüenza 

¿Cuál es tu favorita de la carta?  

para dejar de llamarte. tuve que ir al centro 
a convivir con los míos
a mi parte necesitada 
esa que te buscaba día y noche. Sin cansancio 

tuve que ir a mi miedo a ser abandona 
a mi mujer rota que pintaba migajas 
para que le supieran a esperanza 

tuve que ir a conocerlas 
a todas ellas, no pude esconderme de ninguna
las que más vergüenza me causaban

las que más me enfermaban
las muy sinvergüenzas 
llevaban mi nombre. Yo las ignoraba 
me volví maestra negándolas 

sabes nunca esperé que el infierno 
fuera un lugar tan desolado 
en lugar de llamas encontré un frío 
que me petrificaba

que disgusto fue encontrarlas 
con mi rostro, mi sonrisa, 
inclusive tenían mis ojos  

bueno una de ellas tenía versos como estos 
otra un vestido de flores carcomido 
otra había pintado en su cuerpo 
el amor que había recibido

me esperaban desde siempre 
fuiste el pretexto perfecto 
para comprar un boleto 
e ir finalmente conocerme

me causaba enojo 
sentirme así de rota 
me sentía tan tonta 
me reclamaba el espejo de mi ego 

es que una vez que conoces
lo más obscuro de ti 
es que dejas de temerle a la obscuridad

es cuando dejas de correr
de esconderte de ti mismo 
que encuentras la bendita libertad

no son los viajes quienes te lo dan 
juntaras miles de kilómetros 
y seguirás sintiendo miedo a la obscuridad 

con la necesidad 
de ser distraído. que los acallen por ti 
que los alejen. que les den luz por ti 

pero ninguna de ellas funciona 
al largo plazo ¿verdad?

has intentado cambiarlos una y otra vez, 
tal vez diferentes ritmos funcionen mejor 
nada es suficiente, ¿verdad?

el miedo del adolescente que no se siente suficiente 
resucita y sigue apareciendo 
eres un adulto bien podrías detenerlo 
pero no encuentras como hacerlo 

de vuelta al anden de partida 
tanta vuelta para regresar 
a donde nunca quisiste estar

el truco es dejar de correr de tus miedos 
es ir al fondo de tu ser 
atreverte a descubrir que no hay infierno 
que te pueda deshacer 

como otras cosas 
es otra mentira más
sobre nosotros mismos 
que nos hemos obligado a heredar 

ahí abajo
solo hay restos de potenciales no alimentados 
hay heridas que viven en la obscuridad 
y el mínimo rayo de luz las deslumbra 
eso las hace chillar 

ahí abajo estaba yo, desatendida 
esperando el suceso mágico que me liberara 
sin intentar siquiera liberarme yo 

y es que ¿por qué nunca lo intenté? 
estaba tan ocupada corriendo
acallándolas. Pidiendo que no fueran mis voces
“eran las suyas, ¿verdad?”

buscando la siguiente cosa automática 
que las acallara 
para ser claros lo merecía, ¿verdad? 
es lo que las personas buenas reciben, ¿verdad? 

nunca pensé, 
que era a mi a quién buscaba
nunca pensé, 
que la magia estaba en mi 
nunca pensé, 
que lo divino pudiera actuar a través de mi 

nunca pensé, 
que esa mujer rota 
guardara a la libélula dentro 

vaya fachada que elegí
mi peor debilidad y mi mayor fortaleza 
coexistiendo en el mismo lugar

Daniela Flores 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s