El Saco Roto

Te ha pasado que sientes que has tirado o invertido donde no más no era. Claro sentimos esto porque no nos dio el resultado esperado. O que te haz dedicado a otras cosas, luego volteas y dices quisiera más de esto en este punto y no tengo nada.

La otra vez se vino este mensaje, fue bonito, claro y lo traigo ahí en segundo plano, así que sé que lo tengo que compartir.

Bueno fue así.

Pensaba en las cosas que me dolieron de mi vida, como haberlas hecho mejor o en los estados en los que me quedé demasiado tiempo (según yo), cosas que no he hecho y que hoy me gustaría tener resueltas. Pero no encontré el tiempo donde haberlo podido hacer, me sentí a gusto con lo que he construido. No logré sentirme del todo mal, amo mi vida el día de hoy, no cambiaría la sobriedad emocional que siento el día de hoy y sé que todos los detalles anteriores fueron parte de esto y de lo que viene. Eso fue por la mañana, mientras tendía mi cama.

Minutos después…

Me vi recolectando manzanas en un saco con una orilla descosida, las manzanas se iban saliendo mientras caminaba. En algún punto, me di cuenta de las manzanas en el suelo y me dio la sensación que lo supe todo el tiempo, (en algún plano más elevado) pero lo permití.

Cuando me detuve se vino el gran, gran mensaje:

“En este universo nada se pierde, todo sirve para un propósito mayor. Se te olvida que la manzana tiene semillas dentro y eventualmente darán frutos; no te corresponde regarlos, de eso se encarga este universo. Tu sólo estás viendo un camino de manzanas tiradas.”

Entonces me paré y el tiempo acelero, vi los árboles, vi el suelo nutrido, vi que sirvieron de alimento, vi que algunas rodaron, sentí sus raíces conectadas a mis pies. Vi como todas esas manzanas alimentaron ese sendero, mi jardín, mi vida. Algunas fueron en orden al servicio, otras han echado raíces, otros son árboles hogar de pájaros, sombra para los viajeros.

Entonces, nada es en vano. Hemos perdido la claridad para apreciar los planes de este universo, más no quiere decir que cada paso no sea para tu beneficio. Este universo no habla el lenguaje del capitalismo, no habla de leyes constitucionales, definitivamente sus balances son diferentes al un ojo por ojo. Este universo se rige por otras leyes que van por encima de los prejuicios, éticas e historias que nos contamos y nos obligamos a cumplir.

Espero que tus manzanas, den árboles hermosos y que en algún momento puedas apreciarlos, aunque sea de vistazo.

Daniela Flores

Ps. A ojos abiertos y con el corazón fluyendo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s