Hoy me vestí para mi

Hoy me vestí para mi,

no para la parte mía idealizada

que insiste en recrearse

sin éxito,

en el espejo cada mañana.

·

Ni para la adiestrada

que aprendió a vestirse

para atraer,

voltear miradas

o complacer.

·

Hoy lo hice para mi,

descubrí que mi cintura

es más pequeña,

de lo que en mi lista

de pendientes

anotaba.

·

Hallé la pincelada

de color dorado

guardada en el horizonte

de mi ojo izquierdo.

·

Descubrí en mis piernas

ríos esmeraldas

que con una precisión exacta

transportan vida

al centro de mi pecho.

·

Ahí me encontré con ellos,

dos saquitos suaves y redondos,

tal vez un día alimenten

más que sueños y proyectos.

·

Es que hoy me vestí para mi,

descubrí el paisaje de mi cuerpo,

sin prisas,

sin paradigmas

sin un lugar a donde llegar,

sin portada de revista que igualar,

mucho menos sin competencia

de quién distinguirme.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s