El Sabor Amargo de la Desconfianza

Esperanza,

aprisionada entre la enredadera

de la desconfianza,

la veo asfixiarse,

no hago nada.

·

¿Cómo hacerlo?,

si todo está perdido,

si lo construido ha caído.

·

Desconfianza,

me mostraste mi peor parte,

callaste la voz de mi confianza ,

me dijiste que me había abandonado

y que por eso llegaste.

·

Tus espinas se clavan,

intento ocultarlas,

me apena mostrarte,

eres amarga

a diferencia del refrescante

sabor de la confianza.

·

Estoy cansada de tu constante interrogante,

tu amargor me hastía,

recuerdo el sabor de la confianza;

el inicio de una sonrisa se marca.

·

La llamo en un grito ahogado,

en lo callado la llamo,

en lo oculto la llamo,

detrás de la vergüenza la llamo.

·

Esperanza también sonríe,

sabe que la lucha ha terminado.

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s