Nada es Permanente

Te has construido

a través de cada caída,

aún cuando el sol se escondía

y el viento callaba;

encontraste la valentía

escondida bajo tus alas.

 

Nada es permanente

en el río del tiempo,

con sus propias maneras

de mover las piedras,

crea nuevas corrientes

y da vida a nuevas semillas.

 

Haz uso de tu valentía,

cuando el miedo muerda,

aún empolvada,

hay fuego en su mirada;

recuerda que compasión

es quién le acompaña.

 

Hay más vida detrás de las murallas,

una que parece peligrosa,

pero un corazón salvaje

como el tuyo,

no puede vivir

en una ciudad amurallada,

ni bajo mil cerrojos.

 

La vida seguirá tocando la puerta

queriendo derrumbar tus murallas,

avivando el fuego,

llamando a los deseos de tu alma.

 

No te rindas,

la vida te ofrece un nuevo comienzo

bajo el aspecto

de una torre derrumbada;

deja que el viento

remueva los escombros,

que se hundan en las profundidades

del mar de lo vivido.

 

Abre la puerta a la vida que es tuya,

sigue el río de tus deseos

pues es tuyo,

porque lo has querido

y porque yo te quiero.

 

Daniela Flores

Alusión al poema “No te rindas” de autor anónimo, aunque se le atribuye a Mario Benedetti.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s