Mi Mejor Regalo

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.  El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

(1 corintios 13: 4-7)

Una vez me dijeron que era como un osito cariñosito. Después recordé que cuando era chiquita quería ser como ellos, era tan padre ver como siempre estaban felices y lo solucionaban con un abrazo.

Ahora me doy cuenta que el amor siempre ha sido importante para mi. Creo que un tiempo se me olvidó por que lucía muy teto ser así; tal vez sigue siento teto y poco interesante, no es un tema muy común y para muchos es algo empalagoso, intenso o de “gente positiva” (lo sé por que en mi época de amargues yo pensaba así jeje).

Para mi se ha tornado en un descubrimiento diario y esta cita me acompaña en mi corazón, al principio debo confesar era algo más externo, algo que se sentía cierto pero lejano como con una pequeña bruma. Reflexionando, meditando, observando, recordando, he sido testigo que el amor sí es así. 

En mi familia ha habido situaciones difíciles, de dolor, de salud, de cambios y más, así como en mi vida personal y he sido testigo de la fortaleza del amor. De como si es así, cuando amas solo amas cuando te aman solo te aman, sin peros y es hermoso. Tanto que el sueño de niña lo estoy viviendo, que soy capaz de ver las muestras de amor en mi familia, en las personas que me rodean, ver acciones de amor en la calle, ¡recibir atenciones de ex-extraños! Eso simplemente eso es algo que me deja anonadada, ver la fortaleza del amor, las conexiones, como actúa; es para quedarte quieto y simplemente maravillarte. 

Saber que en mi familia el amor esta sanando, que esta uniendo, que esta enriqueciendo, que esta dando vida, que fortalece, que engrandece, que nos une. Es algo de lo que se tiene que hablar, de lo que construye por que sólo así podremos hacer que sea nuestro día a día, del modo que te sea dado, seguramente es la forma en la que necesitas para poder verlo. 

El amor si es paciente, pues crece mientras no te das cuenta

El amor es bondadoso, siempre busca dar, dar más y dar.

El amor no es envidioso, pues no necesita compararse para existir, solo es, así único como el solo.

Ni jactancioso, pues no necesita exhibirse para sentirse más o menos.

Ni orgulloso, el juego de poder no es necesario, sabe ser humilde, engrandeciendo a la misma vez.

No se comporta con rudeza, pues es como un aroma sutil que llega a ti sin que te des cuenta. 

No es egoísta, no necesita defenderse pues existe por sí solo y su única razón de ser es dar. 

No se enoja fácilmente, pues es paciente en todo momento y no exige, es por eso que es misericordioso.

No guarda rencor, pues ama antes de enjuiciar.

El amor no se deleite en la maldad sino que se regocija con la verdad, a pesar de lo que pensamos y como actuamos, el amor no tiene reglas, su justicia no es la humana, sus cursos van más allá de nuestro entendimiento, es siempre expansivo y sus frutos solo son buenos, es por eso que sólo puede crecer en la luz, muchas veces rodeado de la obscuridad.

Todo lo disculpa, pues no hay juicios en su existir, no tiene reglas para crecer y busca siempre la verdad, inclusive en la mentira.

Todo lo cree, pues solo conoce la verdad, no hay nada que no pueda creer.

Todo lo espera, pues es siempre expansivo es por eso que no tiene límites, esta siempre siempre en espera de todo lo mejor.

Todo lo soporta, pues conoce la verdad, esta siempre en crecimiento y los límites humanos no son barrera para él.

Nos han enseñado a defendernos, es parte de nuestra educación, sin embargo de poco nos ha servido pues de una u otra forma siempre hay algo que no podemos controlar humanamente, lo único que si podemos controlar y decidir es abrir nuestro corazón, liberarlo y permitirnos recibir el amor que Dios nos da; este es uno de los retos más grandes al que nos enfrentamos constantemente en nuestras vidas, pero sigue siendo el mismo con diferentes nombres, máscaras, situaciones, nombres, pero es el mismo, que tanto estamos dispuestos a regresar a ese amor del que venimos.

Para mi el concepto de amor se ha expandido y se que me falta muchas cosas por aprende, reaprender, reencontrar y el saber que estoy acompañada en este viaje de la vida, que sólo necesito pedir ayuda y llega, ha sido uno de los regalos más hermosos que he recibido. Saber que soy amada y que puedo amar, es algo lindo! 

Espero que cada persona encuentre lo que vino a encontrar en su vida. Tal vez será por temporada, por situación o de por vida; pero de que hay regalos los hay. 

¡Que el amor inunde nuestras vidas hoy y siempre! ❤ 

2 enero de 2015.

Por: Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s