Siempre Dispuesto

Te encontré

en el amanecer de mis pensares,

en el sol de los atardeceres,

te encontré ahí presente,

siempre vigente,

siempre dispuesto

con todo para darme.

Lo que tenías para mi,

aquello que reservaste,

me fue imposible tomarlo.

No era poco,

más bien era tanto

que no sabía que recibir

era el papel

que me tocaba interpretar.

¿Y cuando me tocara pagar?

No era para ser cobrado.

¿Cuando me tocará darte?

Siempre me diste.

Y yo que creía

no sería suficiente.

Me diste demás,

te di lo suficiente,

más de lo que quería tomar,

querías tomar poco

por eso dolía.

Más de lo que yo merecía,

lo hice para ti

y a tu medida.

Algunas veces

se siente como una presa

que ya no puede contener,

algunas otras

se siente como el río que fluye.

Se ambas,

cuando seas presa desbócate,

yo estaré ahí para guiarte a ser río.

El árbol que no toma agua,

no puede generar frutos,

toma el agua,

el sol,

el viento que te doy

para que puedas

ver nacer tus frutos.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s