Paladares Renovados

Con cada muerte que he tenido

la promesa de vida vuelve a existir.

Sin saberlo la he experimentado al son de cada adiós,

que permite un nuevo encuentro,

entre los mismos pero siempre diferentes,

en el buenas noches

que permite el buenos días.

¿Porque insistir en que sea igual?

Cuando ya nos hemos sentamos ala mesa,

ya bebimos el ayer

y degustamos las promesas

de lo que era ese presente.

Para que extinguir el presente

con promesas degustadas

y vinos ya bebidos.

Nos bebimos hasta la última gota,

a la luz de la luna,

degustamos de amanecer a atardecer.

Mañana cuando amanezca otra vez,

sentémonos a la mesa con expectativas nuevas,

con paladares renovados

para beber lo qué haya por beber,

sin desear vinos avinagrados

en botellas que se dejaron abiertas

esperando que no notaran el pasar de los años.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s