De sueños, de amores.

De los ritmos de mi cuerpo,

los que vivo en privado,

de los que nadie fuera de mi sabe.

De esos se alimentan

cada uno de mis sueños,

de mis creencias,

de las conexiones de mi mente.

Mi mente inocente y poderosa a la vez,

acepta la dulzura así como la acidez

con la que la alimento.

Genera conexiones

que me duelen

o que me alientan.

Sueños de infancia

que se mezclan con los de la vejez,

una que aún no vivo,

Será posible que este viviendo

ambas en este momento.

Que una alimente a la otra,

Será posible que ese viejo que me acompaña

sea el compañero que ronda en mi vida?

Será que esos ojos que brillan,

escondidos bajo esas arrugas

y esa barba canosa sea el compañero de vida,

de sueños, de amores.

Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s