El Gran Almacén

Hace un tiempo hice un dibujo de una imagen que se vino en una estado de consciencia en donde se me mostraba que cada uno de nosotros tenemos un canal directo con el todo, por el cual se nos provee de todo. En ese tiempo pensé en vida, amor, sabes pura luz, sólo la energía. Ahora comprendo, que todos los recursos que requiero para mantenerme en vida, cumplir mi propósito, ser y experimentar en éste cuerpo, vienen de ahí.

Nota: Sé que para la razón es difícil escuchar esto. Si ya tienes como 50 notas mentales, cinismo brota de tu lengua o sientes rigidez en alguna parte de tu espalda o estómago, para, cierra y sigue con tu día. No necesitas maltratarte, simplemente este mensaje no te resuena, no es para ti.

La idea es que te vayas de aquí renovado. Si esto genera mucha resistencia, para.

Mediante ese canal nos sostenemos en vida, se alimentan nuestras ideas y sobre todo recibimos la inforamción que necesitamos para el día a día.

Salud, amor, recursos, talentos, etc. Es el mismo que alimenta ala naturaleza y orquesta los encuentros.

Imagina que lográramos vivir la vida sabiendo que tenemos acceso a nuestro gran almacén, todo lo que requerimos está ahí.

De hecho, lo haces todos los días, ¿cómo? ¿tú? con tu gran lógica, aterrizado como eres.

Bueno, diario te levantas confiado en que tu corazón seguirá latiendo para cumplir los planes del mes que entra o del año, para ver los frutos de la inversión que hiciste ayer.

Aquello por los que tanto trabajas, te levantas con la plena confianza que tienes mucha vida para poder invertirla el día de mañana en lo que tu quieras, al igual lo haces con el tiempo y vida de los demás. Tal vez, cuando te enfrentas de vez en cuando, a alguna muerte, una noticia o algo así es cuando te das cuenta que realmente no lo sabes, pero los demás días lo haces.

Amaneces, usas vida y sí viene de tu gran almacén. Por que no pensar que de ahí sale todo lo demás, y es sólo para ti. Cada uno tiene su gran almacén. De ahí también sale tu enojo, tu tristeza, tu enfermedad al igual que la cura, tu alegría y la paz.

¿Que pasillos estás revisando? ¿Estás siquiera buscando lo que deseas? ¿Tal vez estás en el pasillo de las verduras esperando encontrar un limpiador de muebles?

A lo que voy es que tu vida y todo lo qué hay en ella lleva tu nombre, no hay más. Es imposible que alguien tome algo que es para ti; cuando lo hacen es porque responden a nuestro deseo de escasez. ¡Ya sé! es horrible, cuando me robaron la cartera yo lo ofrecí, sí y aprendí que me gusta sentirme segura, que quiero respeto del otro, que quiero que las personas que me rodean se sientan tan bien consigo mismas que sus ojos brillen, no quiero personas con ojos vacíos como la de la chava que me robó. Deseo que haya más personas con ojos brillantes, llenos de vida, con deseos, con ideas.

Escasez

Esa sensación de quedarte atrás, de que no hay más, de chin voy tarde. Sí, las he sentido, algunas veces aún las veo como nubes pasajeras. Sé que no son mías, son aprendidas de nuestro sistema. Tiene mucho de urgencia, ahora a nunca, de inmediato.

¿Cuántas veces haz sentido eso? seguramente muchas. ¿cuando realmente fue fatídico? pocas o nunca.

Observa la sensación. No es que haya ‘x’ número de éxito para el día 27 de junio, u hombres solteros disponibles, o ‘x’ número de mujeres que encuentren atractivo a un hombre de tu edad, o un solo tipo de cuerpo que sea bello, que sólo al cumplir la lista de cierto artículo eres feliz, o sólo tomando el jugo verde o meditando.

A eso voy, desperdiciamos mucho tiempo queriendo convencernos que tu camino es el único correcto y lo es, pero sólo para ti. La mezcla exacta que es tu vida, es correcta para ti por que te está hablando, dirigiendo, moldeando, exaltando, delimitando, todo para tu evolución y este universo es tan hermosamente bello que mi crecimiento es un espejo para el que esté listo así como el tuyo para mi. Nos conozcamos o no, todo influye.

Pon en juicio tu pensar, ¿es algunas veces demasiado estrecho, o negro o blanco.?

Es normal que vivamos así, es de lo que nos alimenta el sistema que al parecer tiene vida propia, ¿no?. Es lo que conocemos y lo que creemos que tenemos que vivir para poder recibir.

Es el lado derecho, la sensación de me aguanto por que es el único medio para recibir, yo lo entiendo, es horrible sentir eso, luego darte cuenta que tu te pusiste ahí. Luego viene el confiar, el reconocer que vivimos del lado derecho; por eso duele tanto usar los vasos como medio de recepción, de ahí el estrés crónico, los desfogues rápidos y tanta enfermedad.

Abundancia

Nuestro derecho divino, es todo aquello que anhelas y que lleva tu nombre. Si te das cuenta y lo analizas, son cosas que identificamos como materiales pero llevan en esencia una sensación, un sentimiento, un estado del ser. Ya sea paz, amor, compartir, diversión, descanso, confianza, tranquilidad, bienestar, salud.

Y ahí es donde entra el ego, el miedo la escasez y lo peor muchas veces con la voz de un supuesto deber divino, eso es lo más fuerte que nos hemos hecho los seres humanos convencernos que el amor de nuestro creador está condicionado, que el ama como nosotros.

Cuando su amor es abundante, es renovador, está ahí y nos ha acompañado siempre anidado en tu interior, te da respiración si es lo que deseas, si quieres te da sueños, si quieres te da una sonrisa y si no pues lo poco o mucho que recibas ahí está contigo siempre.

No me toca juzgar nada, por que no tengo derecho y sería limitar el amor. Sólo me toca verlo y decidir trazar un camino donde permito que el amor me guíe.

En estado de abundancia, todos ganamos por qué hay para todos. No todos tenemos los mismos sueños, necesidades, deseos, gustos hay una variedad infinita de ellos instalado en cada uno de nosotros. Me parece que es perfecto, y nos hemos olvidado de eso por estar con la palangana/vaso/traste esperando en la fila a que llegue.

Y estoy segura que la haz experimentado en una buena noche de sueño, algún viaje, una comida deliciosa, un abrazo, un beso, un algo que te ha desconectado de tu realdiad y sentiste que no necesitabas algo más en ese momento; hasta que recordaste que sí lo hacías.

Bueno esos estados de abundancia nos permiten experimentar más, de ahí que el mindfulness funcione, si logras cerrar esa llave que te dice PEROOOO entonces estás en el momento presente, tu cuerpo se tranquiliza, comienzas a crear. Primero en tu cuerpo bienestar, en tu presente sensaciones nuevas, nacen las posibilidades y tu día fue diferente.

Ya me alargúe, deseo que te abras a la posibilidad de poder creer que es posible.

Nosotros seguiremos trabajando para que cada vez sea más fácil, para que no te tardes años, que sean meses, días, horas; somos parte de una cadena de amor que se viene construyendo desde el inicio de la vida.

¡Bendiciones!

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s