La Sutil Intersección

La vorágine de la urgencia

se alimenta de tus segundos,

los de las gotas de la regadera

por la mañana,

la sensación de las sábanas

suaves por la noche,

el dolor en el pecho que no atendiste,

los brazos que no extendiste,

el beso que olvidaste

o el perdón que no rendiste.

Les resta importancia,

es hora de atender lo urgente,

aunque nunca llegues a saber

lo que realmente es.

viene acompañada de

algo que te hace sentir bien,

en pequeñas dosis

que cada vez duran menos

y te deja pidiendo más.

De ahí que no hay tiempo para apreciar

las pequeñas cosas al despertar,

ya lo tendrás cuando puedas descansar.

Olvidas que en ti sucede

más que la lista de pendientes,

los mails por mandar

o la sonrisa que sostener.

Tú eres

la sutil intersección

entre lo divino y lo material,

el ser.

-Daniela Flores

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s