Mi Musa Antojadiza

Mi musa antojadiza
quería palabras crujientes
las esparcí con un poco de aceite de oliva y sal

las tengo en el horno ahora
huelen tan bien como el verano
aquel del pequeño bistro
con la pasta rosada sabor a mar

Donde la luna fue testigo
de la batalla entre nuestros dedos
de esas donde el objetivo no es parar

Iniciamos, tu y yo, rendidos ante la delicia
de las inevitables miradas bobas
enredados en las sonrisas de hilos de algodón dulce

Las estrellas salieron a mirar
el espectáculo de la mesita cuadrada
donde dos extraños se comenzaban a enamorar

Los mosquitos
se atrevieron también
y trajeron su fiesta a nuestro mantel

Mi musa antojadiza
me llevó a un tour
a los viñedos de mis memorias

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s