El Viajero

A recorrido el mundo sediento 
de aquello que no logra encontrar
preso del recuerdo de sus labios
ese oasis, donde probó la libertad
·
Libertad de ser el mismo,
de soltar los amarres
a las ideas erróneas de si mismo
que no le dejaban soñar
·
En este juego de claroscuros que es la vida
el viajero encontró libertad en tierra firme
en el deseo de un hogar,
en un par de brazos
que nunca imaginó podría amar
·
Ella bebió de sus labios el gusto por viajar
despertó ese par de alas
que se rehusaba a usar
descubrió su deseo de conocer el mar
·
En el oasis que sus brazos
le obligó a recordar
el valor de ser ella, soñar,
de viajar sin miedo a no aterrizar

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s