La Neblina

La neblina de mis recuerdos 
te cobija como una manta 
a un recién nacido
acurrucado 
sin ser molestado. 

No es olvido, 
es sólo que prefiero 
que te quedes ahí 
sin ser molestado
por la turbulencia generada 
por el recuerdo traído al presente 
que intenta diseccionarte 
para luego reconstruirte 
como un rompecabezas 
al que le falta una pieza 
que no logro encontrar, 
esa pieza eres tú. 

Sólo quería darte
un poco de aire de presente, 
sin éxito alguno.

Logré embarrarte de preguntas, 
reproches y trucos 
para detener el tiempo
que ni las lágrimas 
derramadas logran parar. 

Mejor te dejo 
ahí bajo la neblina 
de lo ya vivido, 
de lo ya disfrutado. 

Daniela Flores 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s