Polvo

Comprendí que eres tu 

quién debe surfear 

las aguas de tu destino, 

a mi me toca honrar tu camino. 

Si me permites decirte 

la vista es bella, 

no me malinterpretes, 

no es que disfrute 

de tu infortunio;  

es sólo que un hombre 

que se creía cualquiera 

ha despertado y está tomando 

las riendas de su vida. 

Aquí estamos tu y yo, 

en puntos diferentes 

y siempre de frente, 

ante una playa 

llena de posibilidades; 

con un constante para siempre. 

Tal vez, 

sea nuestra costumbre 

esa dejar todo a las estrellas, 

de ser pasajeros de sus deseos; 

pero ¿quiénes seríamos 

si no lo fuéramos? 

Un par de enamorados, 

que se acostumbran a vivir 

sin magia.

Si aceptáramos ser eso, 

nos volveríamos polvo 

como la arena del mar, 

que hoy es complice 

de nuestros deseos escondidos, 

esos de los que nadie sabe, 

de los que sólo tu y yo 

somos testigos.

Daniela Flores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s